Select Page
Sant Cugat protegerá a las mascotas de las víctimas de violencia de género

Sant Cugat protegerá a las mascotas de las víctimas de violencia de género

El ayuntamiento aprueba una moción conjunta de ERC, Convergència y Ciudadanos en el último pleno

Imagen de un perro, escondido tras una pared / CG

25.01.2017 00:00 h.

Son muchas las víctimas de violencia de género que tienen mascota y, en ocasiones, el vínculo que les une se vuelve un motivo más por el que sufrir. Varias entidades animalistas alertan, de un tiempo a esta parte, de que en la mayoría de casos en los que se da esta situación, el maltratador también se centra en hacerle daño al animal como método de ataque psicológico para con su mujer.

Las mismas organizaciones advierten también de que, en muchos casos, incluso llegan a provocar la muerte de la mascota. Es el principal motivo por el que la asociación VioPET, junto con la Plataforma Animalista deSant Cugat del Vallès (Barcelona), presentó una moción con la que solicitar un protocolo para casos de violencia machista con animales de compañía implicados.

LA MASCOTA O EL HOGAR DE ACOGIDA

La iniciativa, aprobada en el pleno de este lunes, fue presentada por el grupo municipal de ERC-Movimiento de Izquierdas en el consistorio de la localidad vallesana. El partido pidió que los Servicios Sociales del ayuntamiento lleven a cabo las gestiones necesarias, en un plazo máximo de un año, para permitir la entrada de animales en las casas de acogida que cobijan a mujeres maltratadas.

Una portavoz de VioPET explicó, en el pleno, que este factor lleva a muchas mujeres a negarse a entrar en los centros para evitar dejar a sus animales con el maltratador, y deciden alargar la relación con él, con el consecuente riesgo para sus propias vidas.

“Algunas prefieren vivir a la intemperie antes que abandonar a su mascota”, aseguró, tras relatar el caso de una víctima que decidió acampar en la playa junto a su perro para evitar que los separasen.

FORMACIÓN A LA POLICÍA

La asociación defensora de los animales recordó, además, que los hijos de algunas de estas familias sufren por partida doble al vivir el maltrato al que son sometidos tanto sus madres como sus mascotas. “Para la víctima, la defensa de la vida de su perro es un acto de valor que le ayuda a mantener su dignidad y entereza”.

La moción, que contó con el apoyo de Convergència y Ciudadanos, supone, también, que el Ayuntamiento de Sant Cugat lleve a cabo jornadas de concienciación sobre animales de compañía y violencia de género, además de que la Policía Local del municipio reciba formación para saber cómo actuar en un caso de estas características.

Artículo original.

Pin It on Pinterest