Select Page
III JORNADAS DE INVESTIGACIÓN Y PERFILACIÓN CRIMINAL: LA CRUELDAD CONTRA LOS ANIMALES. RELEVANCIA EN DELITOS VIOLENTOS Y LA EVALUACIÓN FORENSE

III JORNADAS DE INVESTIGACIÓN Y PERFILACIÓN CRIMINAL: LA CRUELDAD CONTRA LOS ANIMALES. RELEVANCIA EN DELITOS VIOLENTOS Y LA EVALUACIÓN FORENSE

III Jornadas de Investigación y Perfilación Criminal

“La crueldad contra los animales. Relevancia en delitos violentos y la evaluación forense”.

 03 Mayo 2018 | 09:00 am

La 3ª edición de las Jornadas de Investigación y Perfilación criminal organizadas por el Máster en Perfilación y Análisis de la Conducta Criminal de la Universidad de Barcelona abordan este año la temática relativa a “La crueldad contra los animales. Relevancia en delitos violentos y la evaluación forense”.

El maltrato animal está infraestimado pese a las implicaciones que conlleva y su vinculación con la violencia interpersonal. Sin embargo, gracias a la mayor sensibilización social al respecto y al esfuerzo de profesionales e instituciones poco a poco va adquiriendo una mayor importancia tanto en la sociedad como en el ámbito profesional y académico.

El objetivo de las Jornadas es, por tanto, dar a conocer el maltrato animal en la práctica penal en España, en el ámbito forense, en la investigación criminal y desde el análisis de la conducta.

Las Jornadas están dirigidas a jueces, abogados penalistas, psicólogos, médicos, psiquiatras, veterinarios, miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, profesionales de ciencias forenses y profesionales y estudiantes de estas disciplinas u otras afines.

WHEN:
May 3, 2018 all-dayEurope/Paris Timezone
WHERE:
Facultat de Dret, UB
Avinguda Diagonal
684, 08034 Barcelona
Espanya
CONTACT:
PACC
619 52 65 67
“Protegiendo a los animales protegemos a las personas”, algo que el FBI ha asumido como cierto

“Protegiendo a los animales protegemos a las personas”, algo que el FBI ha asumido como cierto

En Estados Unidos nos llevan ventaja en haberse dado cuenta de que el maltrato a los animales puede estar relacionado con otros comportamientos delictivos, de que “protegiendo a las personas protegemos a los animales y, protegiendo a los animales protegemos a las personas, como decimos en el grupo de trabajo de la NSA/FBI”, como asegura la Dra. Núria Querol, profesora e investigadora de la Unidad de Perfilación y Análisis de la Conducta Criminal (UB) y Miembro del Grupo de Trabajo de NSA/FBI sobre maltrato animal.

Por eso ya fue noticia que FBI actualizó sus políticas para incluir ya en 2016 la crueldad hacia los animales como una categoría delictiva específica, de modo que las agencias de policía deberían incluirla al presentar las estadísticas delictivas al FBI.

Consideran por tanto que la crueldad hacia los animales es un crimen grave no solo contra los animales, sino también contra la sociedad en general. Tiempo atrás ya constataron en un estudio que las cifras de maltrato animal en el contexto de la violencia de género llegan a un 93%.

Recientemente el FBI ha publicado el informe sobre más de 6 millones de delitos que se presentaron al Sistema de Informes Nacionales de Incidentes (NIBRS) del Uniform Crime Reporting (UCR) en 2016, y por primera vez, desde el 2016, el informe anual ha incluido datos sobre maltrato hacia los animales.

Para evaluar el impacto de la inclusión de los animales en el UCR y el NBRIS (National Incident- Based Reporting System) del FBI, se creó un grupo de expertos para realizar el seguimiento y la evaluación, donde participa la científica catalana experta y consultora en violencia Dra. Núria Querol, quien también forma parte del grupo de expertos de la Asociación Nacional de Sheriffs, quien afirma: “Aún es muy temprano para evaluar las consecuencias del cambio de clasificación del maltrato a animales a delito contra la sociedad, y tenemos que trabajar duro para que las 18000 agencias y departamentos de policía participen de manera más activa y las cifras de maltrato a animales no estén infrarrepresentadas en las estadísticas policiales, como hemos ido constatando a lo largo del año y con el informe final del 2016. Sólo se han reportado 1,126 casos en todo Estados Unidos. En el análisis de casos, encontramos un 51% maltrato simple/negligencia, maltrato intencional y tortura en un 45.29%, maltrato organizado (peleas de perros y gallos) en un 0.71% y abuso sexual 0.80%“.

Tanto Querol como John Thompson, Director Ejecutivo de la National Sheriffs’ Association coinciden en que “desde la comisión de seguimiento, trabajaremos la NSA y el FBI para mejorar la implementación y realizar el seguimiento. Este es un paso histórico y estamos muy satisfechos de que el maltrato a los animales sea considerado con la importancia que merece”.

Artículo original en 20 Minutos.

NM Conference on The Link

NM Conference on The Link

 Los pasados 18 y 19/9 la Dra Núria Querol Viñas fue invitada a la New Mexico Conference on the Link (USA), que aglutina a los mayores expertos en maltrato animal y violencia interpersonal a nivel internacional. La Dra. Querol expuso el trabajo que se está realizando sobre maltrato animal con el grupo de trabajo de la NSA y el FBI, además de impartir otra conferencia sobre las perspectivas internacionales. En breve prepararemos un breve resumen de este importantísimo evento. #TheLink #OneViolence#OneWelfare #UnaViolencia

 web de la conferencia: http://www.thelinknm.com/conference.aspx

Memoria de la Fiscalía General del Estado 2017

Memoria de la Fiscalía General del Estado 2017

Según los últimos datos oficiales disponibles en la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2017 en 2016 se incoaron 774 causas penales por delitos de maltrato animal, de las cuales 123 acabaron con sentencia condenatoria. Esto supone un 15,9% de condenas por delitos de maltrato animal, un 5,7% más que el año anterior.

Informe de la Fiscalía sobre Green Criminology y Maltrato Animal:

El FBI publica los datos de maltrato animal del 2016

El FBI publica los datos de maltrato animal del 2016

El FBI ha publicado en informe sobre más de 6 millones de delitos que se presentaron al Sistema de Informes Nacionales de Incidentes (NIBRS) del Uniform Crime Reporting (UCR) en 2016, y por primera vez, desde el 2016, el informe anual ha incluido datos sobre maltrato hacia los animales. Además, la piratería y el robo de identidad se agregaron a la categoría general de fraude.

 

En las nuevas categorías

En las nuevas categorías, se reportaron 1,126 casos de crueldad animal a NIBRS. En los últimos años, las fuerzas del orden y otros grupos han abogado por agregar la crueldad hacia los animales a las estadísticas criminales del FBI como una forma de entender mejor como un crimen contra la sociedad y también porque la crueldad animal a veces está vinculada a la violencia doméstica y otros delitos violentos.

De los delitos denunciados, el 62.5 por ciento fueron delitos contra la propiedad, el 22.7 fueron delitos contra personas y el 14.8 por ciento fueron crímenes contra la sociedad (como el juego o la crueldad hacia los animales)., se reportaron 1,126 casos de crueldad animal a NIBRS. En los últimos años, las fuerzas del orden y otros grupos han abogado por agregar la crueldad hacia los animales a las estadísticas criminales del FBI como una forma de entender mejor como un crimen contra la sociedad y también porque la crueldad animal a veces está vinculada a la violencia doméstica y otros delitos violentos.

De los delitos denunciados, el 62.5 por ciento fueron delitos contra la propiedad, el 22.7 fueron delitos contra personas y el 14.8 por ciento fueron crímenes contra la sociedad (como el juego o la crueldad hacia los animales).

INFORME FBI

 

Más información:

Nuestra colaboración con la NSA/FBI http://obsviolenciaanimal.org/quienes-somos/grupo-ucrnbris-del-fbi-nsa/

COMUNICADO: El FBI empieza a registrar en 2016 el maltrato a animales como delito contra la sociedad http://www.europapress.es/comunicados/sociedad-00909/noticia-comunicado-fbi-empieza-registrar-2016-maltrato-animales-delito-contra-sociedad-20160104104719.html

COMUNICADO: El FBI tardará dos años en valorar los datos de maltrato animal http://www.europapress.es/comunicados/sociedad-00909/noticia-comunicado-fbi-tardara-dos-anos-valorar-datos-maltrato-animal-20160707103427.html

COMUNICADO: Datos preliminares del FBI en 2016: solo se está recopilando el 1% de todo el maltrato animal en EE.UU. http://www.europapress.es/comunicados/empresas-00908/noticia-comunicado-datos-preliminares-fbi-2016-solo-recopilando-todo-maltrato-animal-eeuu-20170210151807.html

COMUNICADO: FBI y Sheriffs analizan en Washington el maltrato animal como delito contra la sociedad http://www.europapress.es/comunicados/sociedad-00909/noticia-comunicado-fbi-sheriffs-analizan-washington-maltrato-animal-delito-contra-sociedad-20160209094402.html

Jornada sobre la relación entre la violencia animal y la violencia social

Jornada sobre la relación entre la violencia animal y la violencia social

jornadaderechoaEste viernes 21 de abril de 12.30 a 15 se realizará una jornada organizada por el Instituto del Derecho Animal del Colegio de Abogados de Junín.

El tema que se abordará girará en torno a la educación como herramienta para prevención del maltrato animal y la violencia interpersonal.

Los disertantes serán la doctora Nuria Querol Viñas, el profesor Angel Gabriel Méndez, la diputada Valeria Amendolara, la doctora Muriel Rodriguez Noordermeer y la doctora Susana Descalaky.

Núria Querol: ‘El maltractament psicològic també pot afectar els animals no humans’

Núria Querol: ‘El maltractament psicològic també pot afectar els animals no humans’

Querol ha col·laborat amb l'FBI per elaborar un cens de delictes contra animals / Foto: Cedida

Querol ha col·laborat amb l’FBI per elaborar un cens de delictes contra animals / Foto: Cedida

 

La biòloga, metgessa, investigadora santcugatenca i directora de l’Observatori de Violència cap als Animals, Núria Querol, considera que, de la mateixa manera que hi ha maltractament psicològic en les persones, aquest també pot afectar els animals. Querol, que recentment ha col·laborat amb l’FBI per elaborar un registre de delictes de maltractament a animals, ha subratllat en una entrevista a Cugat.cat el vincle que hi ha entre aquest tipus de violència i la masclista o domèstica. De fet, és una de les impulsores de VioPet, que treballa per eradicar aquesta faceta de la xacra.

Les frases més destacades de l’entrevista

‘De la mateixa manera que hi ha maltractament psicològic en les persones, també hi és en els animals no humans’.

‘No ens hem de conformar amb fer recerca, sinó que també hem d’aportar solucions’.

‘Les xifres de maltractament animal recollides per l’FBI són ínfimes. Les dades oficials no tenen res a veure amb el que s’enfronten les protectores’.

‘Aplicar mesures contra el maltractament animal depèn de la voluntat política’.

‘No és el mateix una persona que es diverteix matant cadells que una que té la síndrome de Noè‘.

‘Un registre de maltractadors d’animals no vulnera la llei de protecció de dades’.

‘Amb les xarxes socials i noves tecnologies, es poden aconseguir imatges de bastants casos de maltractament que permet estudiar millor el delicte’.

‘L’ideal és que no es trenqui el vincle entre dones o menors maltractats amb els seus animals’.

Aquest contigut va ser emès originalment el 19 de març

Article a Cugat.cat.

Artículo en El Mundo: “No sin mi perro”

Artículo en El Mundo: “No sin mi perro”

CRÓNICA

No sin mi perro

ANNA DALMAU | PACO REGO

 Anna Dalmau haciéndose un ‘selfie’ con su perra Nina.

Es la historia de Anna, contada en primera persona, una mujer maltratada que rechazó una casa de acogida porque no admitieron a su mascota

Hay más casos: Ucanca prefirió irse a una tienda de campaña con Lobo. “Me dijeron que lo llevase a una perrera”

Yo era una mujer joven, alegre y positiva, que se había enamorado de un hombre al que veía a mi lado el resto de mi vida. Hasta que llegaron las palizas, los insultos -«Eres una puta, una cabrona, una subnormal…»- y los chantajes: «El perro va a volar por la ventana», solía amenazarme para achicar aún más mi moral. Podría contar mil cosas que él me hacía, como tirarme repetidas veces por la escalera. O mil más que pondrían la piel de gallina a cualquiera. Pero no quiero dar pena a nadie ni incitar a los morbosos. Esta vez no se trata de hablar sólo de mí sino de una realidad igual de cruel que sigue oculta, invisible a los ojos de la mayoría de jueces, asistentes sociales, médicos, Policía… Quiero hablar de mi gran familia, la que nunca me ha fallado y también ha sufrido, la que ha tirado de mí cuando ya no me quedaba ni una pizca de fuerza. Porque a mis 37 años la única familia que me queda es mi perra Nina. Sí, un animal que tiene más de humano que la persona con la que he convivido. Ella me ha acompañado en los momentos alegres, aunque escasos, de mi vida y, sobre todo, en las peores e interminables etapas de sufrimiento físico y mental que me ha dado el hombre que fue mi pareja, que fue mi amor, mi ilusión y… mi infierno. En ese infierno también ha estado Nina recibiendo patadas, golpes de todo tipo y el vértigo de una ventana de la cual podría ser lanzada al vacío el día menos pensado. Mi perra ha sido maltratada igual que yo. Recibía palizas igual que yo. Sufría igual que yo. Aquel hombre le pegaba como estrategia para controlarme y hacerme daño. Porque el maltratador con lo primero que se ensaña, para doblegar a su pareja, es con las mascotas de la casa. Era espantoso verla temblar de pánico cada vez que oía el tintineo de las lleves de mi ex pareja al otro lado de la puerta del piso. Yo intentaba abrazarla y Nina se abrazaba a mí. Las dos éramos como dos seres intentando sobrevivir atrapados en la esquina de una jaula con la fiera pegada a los barrotes.

Mi sorpresa fue cuando, a punto de entrar en la casa de acogida que me habían asignado gracias a los Mossos d’Esquadra y a asociaciones que ayudan a las mujeres maltratadas, me dijeron que yo podía entrar allí pero que mi perra, o sea, mi tabla de salvación durante todos estos años, la que me ha ayudado a sobrellevar todo este martirio, no puede estar conmigo. ¡Qué gran error se está cometiendo con estos casos! Habrá gente que piense que se trata de un capricho. Lo siento pero si fuere así es que no conocen la realidad. Yo, en aquel momento, sentí que el cielo se me venía encima. Y con todas mis fuerzas y mucha rabia me dije a mí misma: “No sin mi perra… Que esto cambie ya, por favor”.[El 59% de las mujeres maltratadas no son capaces de irse del hogar a causa de la preocupación por sus animales de compañía. A esto se añade que el 86% de los maltratadores tienen antecedentes de violencia hacia las mascotas de la casa, según el Observatorio de Violencia hacia los Animales y el programa Viopet que ofrece colaboración a las víctimas para que ellas y sus animales puedan seguir viviendo juntos. «Hemos pedido al Gobierno que se tenga el vínculo humano-animal en la valoración de los casos a la par que se ofrezca un recurso de acogida para estos animales y de la víctimas de violencia de género», explica la doctora Nuria Querol, creadora de Viopet y que asesora al FBI en la materia. [La petición, impulsada por Viopet y por el Observatorio de Violencia hacia los Animales, cuenta ya con más de 9.000 firmas en la plataforma Change.org].

Mucha gente usa la palabra mascota. No lo critico. Pero hay matices. En el caso de las mujeres que sufrieron o sufren maltato de sus parejas, una mascota es mucho más que un animal de compañía. Nos da la vida. Para mí, mi perrita es la familia, mi familia, la única que se acerca y, a su manera, te ayuda a ponerte en pie cuando el puñetazo de tu pareja te ha dejado grogui en el suelo de la cocina o en la habitación. Es más, mi perra me ha ayudado a salir psicológicamente del agujero, lo mismo que a otras muchas mujeres le ha pasado con sus mascotas. Por eso muchas mujeres prefieren buscarse la vida fuera de las casas de acogida donde esa tu familia no tiene cabida.

[Algunos ayuntamientos, como el de Arecife, en Las Palmas, San Cugat y Zaragoza están incluyendo en sus protocolos de actuación con víctimas de violencia de género opciones para que no tengan que abandonar a sus mascotas. Una medida que en Estados Unidos lleva tiempo aplicándose en 31 estados donde los jueces permiten incluir a las mascotas en las órdenes de protección. De hecho, las casas de acogida trabajan con protectoras para proporcionar cuidados a los animales].

Manifiesto Tauromaquia es Violencia

Manifiesto Tauromaquia es Violencia

MANIFIESTO: TAUROMAQUIA ES VIOLENCIA

Lectura por Laura Gonzalo, Portavoz de Tauromaquia es Violencia http://www.tauromaquiaesviolencia.com/ 

 

 

 

 

 

 

La Tauromaquia se sustenta en una cosmovisión obsoleta según la cual los humanos tienen derecho a explotar, esclavizar y matar a otras especies por una falsa superioridad moral, porque somos los únicos que importamos y porque nuestros gustos son más importantes que las vidas de los animales. Se ignora su sufrimiento, se hace burla de éste y se ponen excusas a su dolor, su miseria y nos reímos de su mera existencia.  ¿Cómo es posible que una sociedad permita que sigamos siendo tan ruines, crueles, violentos o indiferentes hacia los otros animales? Este desprecio, en su forma más estricta es un comportamiento aprendido, como lo son el racismo, el sexismo, el edadismo, la aporofobia, la homofobia, la transfobia o el antisemitismo.

Los animales no nos pertenecen, no son recursos, no son propiedades ni cosas. No son objetos estúpidos e inanimados que no sienten ni tienen capacidades cognitivas. Esta concepción mecanicista cartesiana de los animales se mantiene como un pútrido poso a pesar del gran número de investigaciones científicas que actualmente avalan que los animales son seres sintientes. De hecho, en el Tratado de Lisboa de la UE se reconoce a los animales como seres sintientes. Cabe destacar que en el 2012, se firmó la Cambridge Declaration on Consciousness, mediante la cual prestigiosos científicos (incluido Stephen Hawking) apoyan la idea de que los animales no humanos también tienen conciencia.

En contraposición, los defensores de la tauromaquia suelen esgrimir tópicos que no están basados ni en el sentido común más elemental, y mucho menos en Ciencia, como el hecho de que el toro no sufre o que se lo cría para tal fin. Otro argumento insostenible es el de la perpetuación del toro gracias a las corridas… ¿de veras los taurinos ofrecen tan simplona solución a la conservación de especies? ¿Abogarán del mismo modo por realizar corridas de osos panda o de tigres para preservar dichas especies? De todos modos, lo más preocupante de las corridas de toros es, quizá, lo más simple: que la tortura y el ensañamiento con un ser vivo sean motivo de diversión o que alguien consagre su vida a torturar seres indefensos y sea aplaudido por ello.

Estableciendo un paralelismo con términos criminológicos, el toro sería una víctima no consensual, es decir, que no es capaz de conceder un consentimiento genuino para la actividad a la cual se le va a someter, tal sería el caso también de menores, algunas personas con diversidad funcional, personas con deterioro cognitivo, personas bajo el efecto de tóxicos, etc. Por otra parte, no es menos preocupante que el repertorio de torturas infligido al toro en la lidia sería considerado delito según el Art. 337 del CP de practicarse en un perro o un gato, podría conllevar penas privativas de libertad e incluso requeriría evaluación psicológica en algunos países. No en vano, desde el año pasado, el FBI clasifica en su base de datos delictiva el maltrato hacia los animales como un delito contra la sociedad.

Los niños, niñas y adolescentes encuentren confort, serenidad y relax al estar rodeados de peluches y figuras de animales. De hecho, muchos sanitarios y centros de pediatría decoran las consultas con animales o llevan batas de animales para disminuir el estrés en los pacientes. Erich Fromm y Edward Wilson ya describieron esta tendencia natural a la que llamaron biofília y que definieron por la afinidad emocional innata e inconsciente de los seres humanos hacia el resto de seres vivos. Desgraciadamente, la persistencia de conceptos cartesianos que alimentan una sociedad especista, privando a los otros animales de los más mínimos atributos como la capacidad de sentir dolor, corrompen dicha afinidad natural de los niños incluso exponiéndoles a actos de extrema violencia como son las corridas de toros u otras fiestas populares.

Diferentes estudios demuestran que el simple hecho de ser testigo del maltrato a los animales perpetúa actitudes violentas a través de la insensibilización y de la imitación. Los jóvenes que presencien maltrato animal de manera reiterada podrían ser más vulnerables a “aprender” a usar la violencia en sus relaciones personales.

Por este motivo, el Comité de los Derechos del Niño ha recomendado a cinco países en que los niños no deben asistir o participar en eventos taurinos debido a su extrema violencia. De acuerdo con el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño, la violencia de las corridas de toros es perjudicial para los jóvenes obligados a asistir o participar en ellos: “El Comité está preocupado por el bienestar físico y mental de los niños que participan en la formación de los toros, y actuaciones asociadas a ella, así como el bienestar mental y emocional de los niños espectadores que están expuestos a la violencia de las corridas de toros. ”

Es evidente que cualquier estrategia para reducir la violencia debe mirar a la mejora de las relaciones humano / animal como una medida preventiva. Por otra parte, las recomendaciones de la ONU deben guiar las decisiones y actos por la sociedad por lo que es imprescindible para garantizar los derechos del niño y su interés superior.

La sociedad tiene un rol fundamental en la construcción psicológica de cualquier niño, que incluye la inculcación de valores, el respeto y el juicio ético. Dado que la mayoría de menores siente una biofília natural hacia los animales, la exaltación de prácticas de maltrato a animales genera confusión y malestar en los menores.

La violencia ejercida hacia el toro de manera repetida, con componentes de control, fuerza, humillación y sadismo, contradice al artículo 19 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CDN) de las Naciones Unidas, que establece que “los Estados Parte tomarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas medidas para proteger al niño contra toda forma de violencia física o mental.”.

Aunque no todas las personas que maltratan a los animales son violentas hacia los seres humanos, la conexión entre el maltrato de animales y la violencia interpersonal no puede ser ignorada. El maltrato a los animales es una preocupación social seria con implicaciones para el bienestar humano.

Creemos firmemente que el bienestar humano y animal están vinculados íntimamente y que la  prevención de la violencia interpersonal y comunitaria puede conseguirse mediante cambios de paradigma a nivel político y social que incluyan una perspectiva multiespecie.

Como expliqué en la comparecencia en el Parlament de Catalunya con motivo de la ILP (2010), debemos prestar atención a un informe realizado en la Comunidad de Madrid sobre el efecto del visionado de las corridas de toros en menores. El informe consta de 4 estudios encargados por el Defensor del Menor, el Dr. Javier Urra,  que fueron evaluados por el Dr. Echeburúa quien hizo una serie de consideraciones finales.

Resulta muy interesante que en una muestra de 344 menores, el 72% refiere que no les gustan las corridas. Los motivos que dan los niños son la muerte del animal y el sufrimiento. El informe desaconseja llevar a corridas de toros a los menores que muestren actitudes de protección hacia los animales o que sean sensibles. Asimismo, también desaconseja que los menores sean testigos de maltrato a los animales por parte de adultos o adolescentes en fiestas populares. El informe también dice textualmente “… otra cosa es el aprendizaje en el respeto creciente a los derechos de los animales que forma parte de una sociedad cada vez más evolucionada”. Ahí radica un importante elemento: la evolución, entendiéndose como el progreso de una sociedad hacia una serie de valores que resultan protectores para todos los miembros cualesquiera que sea la especie a la que pertenecen, como son el desarrollo de la empatía, la compasión, la inteligencia emocional, la justicia social, la ética…  Al contrario de lo que opinan los defensores de las corridas respecto a la no conveniencia de marcar límites a la violencia, priorizando sus gustos personales por encima del respeto a un ser vivo, conviene recordarles que una sociedad es tanto más civilizada cuanto más regulada está y suele ir de manera paralela a las leyes de protección de los animales y de otros colectivos vulnerables. Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz y superviviente del Holocausto afirmó: la neutralidad favorece al opresor, nunca a la víctima. Una sociedad menos violenta nos obliga a establecer una serie de medidas restrictivas de la libertad absoluta con el fin de proteger a las víctimas potenciales y nadie en su sano juicio se posicionará en contra de prohibir el homicidio, el asesinato, el maltrato infantil, los delitos de odio, la violencia de género, las agresiones sexuales, la trata e incluso prácticas con un componente cultural importante como la mutilación genital femenina o los matrimonios forzados. Por otra parte una sociedad que aboga por una cultura de paz, no puede limitarse a establecer unas medidas restrictivas sino que debe promover necesariamente y de manera activa, desde la administración, el respeto por todos los seres vivos y por el medio ambiente mediante políticas dirigidas a fomentar valores (especialmente en la infancia) como la empatía, la cooperación, la protección, la ética, el empoderamiento, la igualdad, la inteligencia emocional, la justicia social o el pensamiento crítico. Sólo así conseguiremos construir una sociedad digna de ser llamada civilizada y donde prácticas que ahora están normalizadas, promocionadas y subvencionadas, como la tauromaquia, quedarán relegadas a la más profunda vergüenza por haberlas permitido durante tantos años, por haber priorizado la diversión de unos por encima del dolor terrible, la humillación y el desprecio más absoluto hacia el sufrimiento de un ser vivo inocente. Porque de algo no hay duda: la Tauromaquia ES VIOLENCIA y no sólo PODEMOS PARARLA. LA PARAREMOS.

Dra. Núria Querol Viñas

Directora del Observatorio de Violencia Hacia los Animales

Miembro del Grupo de Trabajo de la NSA/FBI sobre NIBRS y maltrato animal

Miembro del Grupo de Expertos en Violencia de la National Sheriff’s Association

Profesora e Investigadora de la Unidad de Análisis de la Conducta Criminal, Fac. Derecho UB

Profesora de la Cátedra FA Animales y Salud, Dep. Psiquiatría y Medicina Legal, UAB

Profesora del Posgrado “Conocimiento del Mundo Animal”, IES, UB

Profesora e investigadora de la Cátedra Animales y Sociedad, URJC

Representante del Consejo de Colegios Médicos en la comisión Nacional contra la Violencia Machista, Generalitat de Catalunya

Asesora del Consejo Independiente para la Protección de la Infancia

Miembro de la American Society of Criminology, Grupo de Critical Criminology y Green Criminology

«Mi maltratador pegaba a mi perro para hacerme daño»

Los animales de compañía también son víctimas de violencia de género y cuando la mujer va a una casa de acogida debe prescindir de su mascota.

Ucanca tuvo que dejar la casa de acogida porque no podía tener a Lobo. Con él se instaló en una tienda de campaña
Ucanca tuvo que dejar la casa de acogida porque no podía tener a Lobo. Con él se instaló en una tienda de campaña
Gerard Zenou

Lobo y Ucanca han corrido suertes similares. Ucanca conoció a Lobo con tan solo unos meses en una playa de Tenerife. Sus dueños le habían abandonado y había sufrido malos tratos. Ucanca lo apreció de inmediato cuando observó que el perro se asustaba con solo levantar la mano de manera inocente. Ella también había vivido una experiencia similar. «No te voy a dejar en paz, ni en esta vida ni en la siguiente. Te voy a matar», recuerda que le repetía con insistencia su agresor, Joel Louis Gilbert, ahora en la cárcel. Llegó a estar encerrada durante dos semanas en una habitación atada a la pata de una cama y con la puerta cerrada con llave. Ucanca no olvida el día en que su maltratador llegó a casa bebido y la emprendió a golpes con ella después de desencajar la puerta de un armario. «No contento con atacarme, se abalanzó sobre mi perro y le arrancó parte de una oreja de un mordisco. ‘‘O vienes o a Lobo le va a pasar algo’’», la amenazaba.

Ucanca huyó de su maltratador junto a su perro y su gata Suri –que luego murió envenada por su ex pareja después de que suministrara al animal su propio medicamento para tratar la bipolaridad–, pero en el momento que se le abrieron las puertas de una casa de acogida, se cerraban para sus mascotas, ya que no estaba permitida la entrada de animales. «Mi perro ha sido maltratado al igual que yo. Mi pareja le pegaba como un mecanismo para controlarme y para hacerme daño. Cuando el animal percibía situaciones de tensión en la casa, se escondía detrás de mí, pero recuerdo con horror el momento en el que busqué ayuda y me dijeron que había solo hueco para mí en la casa de acogida, pero no para mi perro. ‘‘Es un animal, quien se tiene que poner a salvo eres tú’’», lamenta Ucanca que le decían, pero «él es mi familia, mi bebé, todo lo que tengo. Con él he compartido todos los malos momentos que he padecido, como el tiempo que estuve viviendo en un coche, con él me siento acompañada y segura. La única opción que me daba la Administración era que le llevara a una perrera o que me buscara la vida. Le llevé a casa de unos amigos, pero no comía, estaba triste, había sido maltratado, como yo». Así que optó por abandonar la casa de acogida y vivir en una tienda de campaña. El caso de Ucanca ha supuesto el punto de partida para exigir que se ofrezca una solución a las mujeres que deben entrar en una casa de acogida, tienen mascotas y no se les permite su compañía. La petición, impulsada por el Observatorio de Violencia hacia los Animales y el programa Viopet cuenta ya con más de 7.000 firmas en la plataforma Change.org.

«Algunos estudios demuestran que entre el 25 y el 54% de las mujeres maltratadas no son capaces de dejar una situación de violencia a causa de la preocupación por sus animales de compañía. A eso se añade que el 71% de las que acudieron a una casa de acogida y tenían un animal referían que su agresor lo había herido, amenazado o matado como venganza o para ejercer control psicológico, las víctimas identifican el maltrato hacia sus perros o gatos como un episodio más en la larga lista de violencia indiscriminada contra ellas», explica Nuria Querol, especialista en violencia criminalística y asesora del FBI en maltrato animal.

Querol considera que ninguna víctima debería escoger entre su seguridad y la de su animal, por eso creó el programa Viopet, que ofrece colaboración para dar una opción a las víctimas que garantice la seguridad de ésta y su animal y así evitar la victimización institucional.

De hecho, el Observatorio de Violencia hacia los animales y el Programa Viopet han solicitado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que «se tenga en cuenta el vínculo humano-animal en la valoración de los casos de manera protocolizada y sistemática a la par que se ofrezca un recurso de acogida para los animales y se garantice la seguridad de éstos y de las víctimas de violencia y sus hijos». Querol asegura que ya hay cuerpos policiales, como la Policía Local de Polinyà, Uproma (Policía Local de Castellón), la de Fuenlabrada o la de Torres de la Alameda que ya han incorporado el maltrato animal en las valoraciones de los casos de violencia de género y ofrecen el recurso de la acogida en protectoras para el animal de compañía, a través de Viopet.

De momento, ya hay ayuntamientos, como el de Arrecife, San Cugat y Zaragoza, que están incluyendo en sus protocolos de actuación con víctimas de violencia de género opciones para que no tengan que abandonar a sus mascotas. «En los pisos de acogida no se permite la opción de tener animales, pero en los tutelados (los de primera asistencia) se autoriza, siempre y cuando no estén compartidos por otra víctima; también se permite enlos alquileres de renta social», explica un portavoz del Ayuntamiento de Zaragoza.

En EE UU, 31 estados permiten a los jueces incluir a las mascotas en las órdenes de protección. Las casas de acogida de mujeres trabajan en colaboración con las protectoras para proporcionar cuidado a los animales y, en ocasiones, en los mismos sitios donde residen las maltratadas.

Leer más:  «Mi maltratador pegaba a mi perro para hacerme daño»  http://www.larazon.es/sociedad/mi-maltratador-pegaba-a-mi-perro-para-hacerme-dano-JO14928375?sky=Sky-Abril-2017#Ttt1XPQjGKkfNtkX
Convierte a tus clientes en tus mejores vendedores: http://www.referion.com

 

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

  • La doctora Núria Querol, de Observatorio de Violencia Hacia los Animales (OVHA), asesora al FBI en el maltrato a animales en casos de violencia machista: “Es habitual que el maltratador haga daño a los animales para causar más dolor a la perjudicada”
  • Municipios como Arrecife, Sant Cugat o Zaragoza ya están actualizando los protocolos para admitir en los pisos seguros a los perros, gatos y otros animales de las mujeres que abandonan su casa huyendo del maltratador
  • El Observatorio de Violencia Hacia los Animales / Programa VioPet recaba firmas para pedir al Gobierno que los animales de familia puedan ser alojados en las casas de acogida con las mujeres víctimas de violencia machista
Los animales de familia también son víctimas de la violencia machista. Foto: VioPet.org
Los animales de familia también son víctimas de la violencia machista. Imagen cedida por VioPet.org

Elegir entre tu vida o la suya, entre tu seguridad o la suya

¿A quién consideras ‘tu familia’? Esa es la pregunta que cada vez más personas se hacen cuando ni los protocolos ni la Administración consideran la protección de una parte de los miembros del hogar. Son muchas las situaciones en las que nos podemos encontrar con el problema de que parte de nuestros familiares se quedan fuera de la protección: una situación de emergencia, un desahucio, un ingreso médico imprevisto, las circunstancias de los transeúntes o sin hogar… Y entre ellas destaca también otra situación que siguen viviendo demasiadas mujeres: la violencia machista.

La sociedad se va concienciando cada vez más de la lacra que aún sigue arrebatando la vida de mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Las víctimas mortales de la violencia machista (que se extiende más allá de los asesinatos cometidos por parejas o exparejas) son la sangrienta punta del iceberg del patriarcado. Un sistema que normaliza la dominación, la agresión y el considerar a unas personas inferiores a otras solo por su género. Nadie mata a su pareja por un arrebato: al acuchillamiento y al tiroteo le preceden humillaciones, amenazas y agresiones. Verbales y/o físicas. Y muchos agresores saben que la forma de hacer daño a su víctima muchas veces va más allá de su propia persona y están dispuestos a herir lo que ella más quiere: sus hijas e hijos, su padre, su madre, su perro o su gata.

“En episodios de violencia machista –indica la doctora Núria Querol, de Observatorio de Violencia Hacia los Animales (OVHA)– es habitual que el maltratador haga daño a los animales para causar más dolor a la perjudicada”. Hay documentados malos tratos en los que el agresor ha dañado, dejado sin comer, agredido sexualmente o ahogado con sus propias manos a los animales con los que convive la familia. Muchas veces delante de la propia mujer o de sus hijos, para hacerles sufrir más. Si bien el interés del animal y su sufrimiento no es relevante para las actuales leyes, al menos debiera serlo como indicativo para la prevención de la violencia machista.

“Desde los años 90 empezamos a recoger estadísticas relativas al maltrato a los animales en mujeres víctimas de violencia machista. En Estados Unidos, las cifras arrojan una correlación con el maltrato a animales de entre el 71 y el 86% de los casos. En España, en una muestra de 54 mujeres, obtuvimos que el 94% de ellas reflejaba algún tipo de maltrato al animal por parte de su agresor”, explica esta médica, que además es consultora del FBI para este tipo de casos.

No es una realidad que pasen por alto los profesionales que tratan a las víctimas, pero muchas veces no encuentran mecanismos con los que paliar esta situación. “En nuestro trabajo diario es fundamental atender no sólo las necesidades básicas (de alojamiento, alimentación, económicas), sino también conocer, comprender y abordar las necesidades emocionales. Para muchas personas ese vínculo con un animal de otra especie es uno de los ejes fundamentales de su vida”, explica Patricia Ballester, técnica social en Zaragoza, quien añade que el problema está sobre la mesa desde hace mucho tiempo.

“Mujeres víctimas de violencia de género para las que sería necesario acceder a una casa de acogida y no lo hacen por no dejar a sus animales con su agresor; personas mayores que no pueden mantenerse en su domicilio y que retrasan la entrada a un centro residencial porque no pueden ir allí acompañadas de su animal; transeúntes a los que se les niega la entrada en un albergue por ir con su perro y que prefieren pasar la noche a la intemperie con temperaturas bajo cero antes que separarse de él; o personas con enfermedad mental que necesitan un internamiento hospitalario en periodos de crisis y se niegan a ingresar porque entonces nadie podrá cuidar de su gato”, enumera Ballester. Tiene claro cuál debería ser el papel de los Servicios Sociales en este asunto: “Ser capaces de comprender cuáles son las necesidades de estas personas y ponerlas en valor es fundamental para no fracasar en nuestra intervención”.

Una falta de medidas que aumenta el riesgo de mujeres

Además de las impresiones y los testimonios, hay datos sobre el efecto de la falta de alternativas en cuanto a violencia de género y los animales de familia. “Sabemos que hasta un 59% de las mujeres pueden retrasar o negarse a ir a un recurso de emergencia o una casa de acogida si no se admite a su animal de compañía. Debemos tener en cuenta que estas mujeres son las que hemos clasificado de alto riesgo y, no tomando en consideración su demanda o sus necesidades, las estamos poniendo en peligro, a ellas y a sus animales”, añade Querol. Ante esta emergencia social, se celebra cualquier paso adelante para acabar con la situación de estar entre la espada (de su agresor) y la pared (de la Administración).

Ese fue el caso de Zaragoza. “En diciembre del año pasado se firmó un convenio entre la Concejalía de Educación e Inclusión, de la cual depende el Servicio de Igualdad, y la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, habilitando once viviendas para mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos, en los que se admite la entrada de animales al ser consideradas alojamientos del parque de vivienda pública del Ayuntamiento. Todavía no es posible esta admisión en el resto de alojamientos alternativos para estas mujeres, pero es algo en lo que se está trabajando”, comenta una esperanzada Ballester. No es casualidad que esta técnica social se haya involucrado en el trabajo de VioPet, un proyecto del OVHA que acoge temporal o definitivamente a los animales domésticos víctimas de la violencia familiar, y que se esfuerza en que las Administraciones busquen soluciones.

También VioPet está detrás del logro de que en Arrecife se ponga en marcha un programa para que las víctimas puedan estar en pisos de acogida con sus animales de familia y que, en caso de no ser posible, se busque una solución con las protectoras de animales para hacerse cargo de ellos el tiempo que sea necesario. Una solución que, según la concejala de Servicios Sociales de la localidad canaria, Victoria Sande, afectará directamente y en positivo a la salud de la víctima. “En muchas ocasiones el animal se convierte en objeto de venganza o control sobre la pareja, hijos u otras personas del entorno familiar. La víctima retrasa su marcha del hogar por miedo a represalias con el animal”.

Los animales de familia también son víctimas de la violencia

Sant Cugat también es otro punto de interés. Allí, ERC y Movimiento de Izquierda han pedido a los Servicios Sociales que implementen un protocolo de actuación en los casos de violencia machista en los que haya animales implicados. Esto pasa por que el Ayuntamiento ponga en marcha en el menor tiempo posible las medidas necesarias para que perros y gatos puedan entrar en los hogares de acogida pensados para mujeres víctimas de malos tratos. “En los últimos años se ha dado más visibilidad a estas situaciones y creo que desde la Administración vamos comprendiendo que es necesaria una escucha activa, mayor flexibilidad y amplitud de miras, aunque el camino sea largo. Tenemos que modificar nuestra forma de dar respuesta a unas necesidades que van cambiando, al igual que deben cambiar las respuestas si queremos ser efectivos”, reflexiona Ballester.

Pero la reparación de estas familias va mucho más allá de poder huir juntos. Según VioPet, mantener unido el núcleo del hogar –madre, hijos, animales– ayuda a la superación del periodo de violencia. “Un niño me confesó que el único momento en que se sentía seguro era cuando el perro iba a su cama y dormía abrazado a él”, recuerda la doctora Querol. Muchos y fundamentales motivos para reconsiderar quién es nuestra familia en una situación de peligro.

Artículo original en El Caballo de Nietzsche.

Ambulancias de Lorca: Proyecto AMAR

Ambulancias de Lorca: Proyecto AMAR

 

 

 

AMBULANCIAS DE LORCA ofrece un servicio pionero en España, de carácter gratuito e innovador, que da respuesta a una demanda social, actuando de forma eficaz para evitar un sufrimiento innecesario a los animales y a las personas. El servicio consiste en la recogida ética de mascotas que se encuentren en situación de desamparo, bien porque la familia (que viaje con su mascota) sufra un accidente de tráfico resultando estos lesionados y/o limitados temporalmente para hacerse cargo de su animal o bien, porque la persona viva sola y deba ser trasladada al hospital o se encuentre incapacitada temporalmente para el cuidado de su mascota.
Este servicio tiene una finalidad social y se aplicaría en el contexto geográfico de los municipios de
Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Totana y Aledo (Área III de Salud de la Región de Murcia) ofreciendo
una respuesta necesaria, tanto para los vecinos y/o turistas de estos municipios como para sus
animales.
El servicio se realizará durante el tiempo que sea preciso, hasta que las familias responsables del
cuidado del animal puedan volver a hacerse cargo del mismo. En el supuesto en el que, lamentablemente,
fallezca el propietario del animal y no existiese ningún familiar que pudiese hacerse cargo del
animal, se iniciaría el protocolo de adopción del mimso, bajo el apoyo y supervisión de la protectora de
animales LORCA ANIMAL RESCUE.
Ambulancias de Lorca se ofrece a recoger al animal en el lugar de los hechos, con un transporte
sanitario adecuado y adaptado para la seguridad de las mascotas durante el trayecto. Además, tiene un
equipo de profesionales que con carácter voluntario colaboran con este servicio y están sensibilizados
y concienciados en el respeto hacia la vida de los animales y sus derechos, como
seres sintientes que son.
Este innovador servicio cuenta con el apoyo de una red multidisciplinar de colaboradores que velarán
en todo el momento por el bienestar del animal, destacando a la adiestradora en positivo,
Antoinette N. Van Toorenenbergen, la residencia ANIMAL HOTEL, los veterinarios de LA
CLÍNICA LA SEDA, CENTRO VETERINARIO EUROPA la protectora de animales LORCA ANIMAL RESCUE, el despacho de abogados DEANIMALS especializado en derecho animal, El Observatorio de Violencia Hacia los Animales y el Programa VioPet.
Igualmente se ofrece la gestión solidaria de cuidar de ese animal de forma adecuada y en instalaciones
concertadas, hasta que el propietario o la familia puedan hacerse cargo. Diariamente mediante mensajería
SMS se les informará del estado de su mascota, aportándoles así la tranquilidad de saber cómo se encuentra en cada momento.

 

 

Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

FAADA Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

DOSSIER EMPATÍA


EMPATÍA es una historia sobre el respeto animal contada por un escéptico, apta para todos los públicos

El documental EMPATÍA trata multitud de aspectos sobre el respeto animal que afectan a los hábitos de nuestra vida cotidiana. Su tráiler, lanzado únicamente en redes sociales, ya ha alcanzado más de medio millón de visualizaciones: un éxito que parece será extensible al estreno de la película en cines el 7 de abril. Este documental, además de ser el primero de habla y producción española sobre temas relacionados con el respeto a los animales, es de los pocos aptos para todos los públicos por el tono amable, ágil y con ciertos toques de humor con el que se tratan temas en ocasiones delicados, que tienen una gran repercusión en diversos ámbitos de la sociedad.Para contar esta historia con una aproximación distinta y libre de imágenes cruentas que permitieran convertir el mensaje en un asunto de interés para todos, Ed Antoja, productor, guionista y director de EMPATÍA, decidió situarse en el centro de la película y compartir su particular relación con el mundo animal, que no deja de ser parecida a la que cualquier ciudadano de a pie puede tener: “Totalmente ajeno y escéptico en relación al mundo de la protección de los animales, me di cuenta de que para llevar a cabo el proyecto antes debía intentar convencerme a mí mismo. Esa era la mejor línea argumental que podíamos seguir”, explica Ed.

A diferencia del resto de documentales donde se recogen los argumentos de sectores que ya tienen una cierta conciencia proteccionista de los animales, EMPATÍA tiene como objetivo convertirse en una obra entretenida para todo tipo de público al ofrecer, desde un punto de vista neutral, información sobre temas desconocidos para la mayoría de las personas.

Una realidad dura pero que hay que conocer. Y, gracias a la sensibilidad, al humor -y la ligereza en ciertas ocasiones- con la que EMPATÍA se aproxima a la materia, esta realidad se convierte en asunto de todos. Por su parte, Ed Antoja asegura que el documental es una apuesta seria para cambiar de vida. Podremos comprobarlo a partir del 7 de abril, con el estreno en cines de toda España.

Nuria Querol i Viñas es especialista en el Estudio de la Violencia hacia humanos y otros animales y una de las participantes de EMPATÍA. Participan grandes expertos como el Dr Peter Singer, el Dr Mark Bekoff, el Dr Steven Wise o el Juez Grande-Marlaska.

Documental EMPATIA | Trailer oficial
www.documentalempatia.com

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) – El Congreso de los Diputados ha apoyado por unanimidad una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil donde se defina a los animales como “seres vivos dotados de sensibilidad”.

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

Además, el texto llama a prever las reformas legales necesarias para que los animales de compañía “no pueden ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial”. La iniciativa votada ha sido, finalmente, un texto transaccional a una propuesta inicial presentada por Ciudadanos que busca “mejorar la vida y el trato de las mascotas” para que éstas dejen de ser tratadas como bienes muebles, un hecho que a juicio del portavoz de la formación naranja en esta materia, Guillermo Díaz, “es inadmisible”.  El diputado ha señalado que esta reivindicación la sostienen millones de personas y ha recordado las más de 240.000 firmas recogidas por el Observatorio de Justicia y Defensa Animal, presentadas hace unas semanas en el Congreso. PODEMOS APUESTA POR UNA LEY DE BIENESTAR ANIMAL Del mismo modo, Díaz ha reconocido que este es un primer paso de cara a otros debates que, a su juicio, también son necesarios para el futuro de los animales, como la creación de una ley marco que indique las bases sobre las que han de legislar los gobiernos autonómicos en materia de bienestar animal. Precisamente, desde Unidos Podemos, la portavoz en esta materia, Sara Carreño, ha propuesto durante el debate que la proposición incluya el desarrollo de una ley de bienestar animal, algo que finalmente no ha ocurrido. Carreño ha abogado por la norma de cara a la unificación de la ley en todo el territorio. A su juicio existen “muchas ordenanzas municipales y leyes autonómicas” que llevan a una diferenciación en el trato animal según la región. Así, ha señalado a Madrid y Barcelona como la vanguardia en este temas, ya que no permiten el sacrificio animal, mientras en Castilla-La Mancha se “puede disparar a un perro que está en el campo”.

EL PSOE CREE QUE UNA NUEVA LEY ES “OTRO DEBATE” Precisamente, la complejidad que existe en materia de competencias es lo que ha llevado a la portavoz del PSOE, Dolores Galovart, ha criticar la propuesta de la formación morada. “Eso requiere otro debate porque implica problemas competenciales de calado y una reflexión más seria. Esto no es una carta a los reyes magos”, ha declarado la diputada. Finalmente, el portavoz del PP, Avelino de Barrionuevo, ha agradecido a Díaz por haber esta propuesta a la Cámara Baja y han recordado que, para una gran parte de la sociedad, las mascotas son como un hijo más. “Y si a un hijo no lo embargan, por qué sí a una mascota”, ha concluido.

INFORMACION DE LA WEB  DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

 

 

Visto bueno a la #PnL sobre la modificación el régimen jurídico de los animales de compañía 📄 bit.ly/2kQ59fy #AnimalesNoSonCosas 

El Congreso solicita modificar el régimen jurídico de los animales de compañía en el Código Civil

date 14/02/2017

El Congreso de los Diputados ha aprobado con 342 votos a favor la proposición no de ley sobre la modificación del régimen jurídico de los animales de compañía en el Código Civil, impulsada por el Grupo Parlamentario Ciudadanos y acordada con los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, Esquerra Republicana, Vasco y Mixto.
El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a “promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil distinta a las ya previstas, referida a los animales, donde se les defina como seres vivos dotados de sensibilidad” y a  “prever las reformas legales necesarias para que los animales de compañía no pueden ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial”.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This