Select Page

«Mi maltratador pegaba a mi perro para hacerme daño»

Los animales de compañía también son víctimas de violencia de género y cuando la mujer va a una casa de acogida debe prescindir de su mascota.

Ucanca tuvo que dejar la casa de acogida porque no podía tener a Lobo. Con él se instaló en una tienda de campaña
Ucanca tuvo que dejar la casa de acogida porque no podía tener a Lobo. Con él se instaló en una tienda de campaña
Gerard Zenou

Lobo y Ucanca han corrido suertes similares. Ucanca conoció a Lobo con tan solo unos meses en una playa de Tenerife. Sus dueños le habían abandonado y había sufrido malos tratos. Ucanca lo apreció de inmediato cuando observó que el perro se asustaba con solo levantar la mano de manera inocente. Ella también había vivido una experiencia similar. «No te voy a dejar en paz, ni en esta vida ni en la siguiente. Te voy a matar», recuerda que le repetía con insistencia su agresor, Joel Louis Gilbert, ahora en la cárcel. Llegó a estar encerrada durante dos semanas en una habitación atada a la pata de una cama y con la puerta cerrada con llave. Ucanca no olvida el día en que su maltratador llegó a casa bebido y la emprendió a golpes con ella después de desencajar la puerta de un armario. «No contento con atacarme, se abalanzó sobre mi perro y le arrancó parte de una oreja de un mordisco. ‘‘O vienes o a Lobo le va a pasar algo’’», la amenazaba.

Ucanca huyó de su maltratador junto a su perro y su gata Suri –que luego murió envenada por su ex pareja después de que suministrara al animal su propio medicamento para tratar la bipolaridad–, pero en el momento que se le abrieron las puertas de una casa de acogida, se cerraban para sus mascotas, ya que no estaba permitida la entrada de animales. «Mi perro ha sido maltratado al igual que yo. Mi pareja le pegaba como un mecanismo para controlarme y para hacerme daño. Cuando el animal percibía situaciones de tensión en la casa, se escondía detrás de mí, pero recuerdo con horror el momento en el que busqué ayuda y me dijeron que había solo hueco para mí en la casa de acogida, pero no para mi perro. ‘‘Es un animal, quien se tiene que poner a salvo eres tú’’», lamenta Ucanca que le decían, pero «él es mi familia, mi bebé, todo lo que tengo. Con él he compartido todos los malos momentos que he padecido, como el tiempo que estuve viviendo en un coche, con él me siento acompañada y segura. La única opción que me daba la Administración era que le llevara a una perrera o que me buscara la vida. Le llevé a casa de unos amigos, pero no comía, estaba triste, había sido maltratado, como yo». Así que optó por abandonar la casa de acogida y vivir en una tienda de campaña. El caso de Ucanca ha supuesto el punto de partida para exigir que se ofrezca una solución a las mujeres que deben entrar en una casa de acogida, tienen mascotas y no se les permite su compañía. La petición, impulsada por el Observatorio de Violencia hacia los Animales y el programa Viopet cuenta ya con más de 7.000 firmas en la plataforma Change.org.

«Algunos estudios demuestran que entre el 25 y el 54% de las mujeres maltratadas no son capaces de dejar una situación de violencia a causa de la preocupación por sus animales de compañía. A eso se añade que el 71% de las que acudieron a una casa de acogida y tenían un animal referían que su agresor lo había herido, amenazado o matado como venganza o para ejercer control psicológico, las víctimas identifican el maltrato hacia sus perros o gatos como un episodio más en la larga lista de violencia indiscriminada contra ellas», explica Nuria Querol, especialista en violencia criminalística y asesora del FBI en maltrato animal.

Querol considera que ninguna víctima debería escoger entre su seguridad y la de su animal, por eso creó el programa Viopet, que ofrece colaboración para dar una opción a las víctimas que garantice la seguridad de ésta y su animal y así evitar la victimización institucional.

De hecho, el Observatorio de Violencia hacia los animales y el Programa Viopet han solicitado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que «se tenga en cuenta el vínculo humano-animal en la valoración de los casos de manera protocolizada y sistemática a la par que se ofrezca un recurso de acogida para los animales y se garantice la seguridad de éstos y de las víctimas de violencia y sus hijos». Querol asegura que ya hay cuerpos policiales, como la Policía Local de Polinyà, Uproma (Policía Local de Castellón), la de Fuenlabrada o la de Torres de la Alameda que ya han incorporado el maltrato animal en las valoraciones de los casos de violencia de género y ofrecen el recurso de la acogida en protectoras para el animal de compañía, a través de Viopet.

De momento, ya hay ayuntamientos, como el de Arrecife, San Cugat y Zaragoza, que están incluyendo en sus protocolos de actuación con víctimas de violencia de género opciones para que no tengan que abandonar a sus mascotas. «En los pisos de acogida no se permite la opción de tener animales, pero en los tutelados (los de primera asistencia) se autoriza, siempre y cuando no estén compartidos por otra víctima; también se permite enlos alquileres de renta social», explica un portavoz del Ayuntamiento de Zaragoza.

En EE UU, 31 estados permiten a los jueces incluir a las mascotas en las órdenes de protección. Las casas de acogida de mujeres trabajan en colaboración con las protectoras para proporcionar cuidado a los animales y, en ocasiones, en los mismos sitios donde residen las maltratadas.

Leer más:  «Mi maltratador pegaba a mi perro para hacerme daño»  http://www.larazon.es/sociedad/mi-maltratador-pegaba-a-mi-perro-para-hacerme-dano-JO14928375?sky=Sky-Abril-2017#Ttt1XPQjGKkfNtkX
Convierte a tus clientes en tus mejores vendedores: http://www.referion.com

 

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

  • La doctora Núria Querol, de Observatorio de Violencia Hacia los Animales (OVHA), asesora al FBI en el maltrato a animales en casos de violencia machista: “Es habitual que el maltratador haga daño a los animales para causar más dolor a la perjudicada”
  • Municipios como Arrecife, Sant Cugat o Zaragoza ya están actualizando los protocolos para admitir en los pisos seguros a los perros, gatos y otros animales de las mujeres que abandonan su casa huyendo del maltratador
  • El Observatorio de Violencia Hacia los Animales / Programa VioPet recaba firmas para pedir al Gobierno que los animales de familia puedan ser alojados en las casas de acogida con las mujeres víctimas de violencia machista
Los animales de familia también son víctimas de la violencia machista. Foto: VioPet.org
Los animales de familia también son víctimas de la violencia machista. Imagen cedida por VioPet.org

Elegir entre tu vida o la suya, entre tu seguridad o la suya

¿A quién consideras ‘tu familia’? Esa es la pregunta que cada vez más personas se hacen cuando ni los protocolos ni la Administración consideran la protección de una parte de los miembros del hogar. Son muchas las situaciones en las que nos podemos encontrar con el problema de que parte de nuestros familiares se quedan fuera de la protección: una situación de emergencia, un desahucio, un ingreso médico imprevisto, las circunstancias de los transeúntes o sin hogar… Y entre ellas destaca también otra situación que siguen viviendo demasiadas mujeres: la violencia machista.

La sociedad se va concienciando cada vez más de la lacra que aún sigue arrebatando la vida de mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Las víctimas mortales de la violencia machista (que se extiende más allá de los asesinatos cometidos por parejas o exparejas) son la sangrienta punta del iceberg del patriarcado. Un sistema que normaliza la dominación, la agresión y el considerar a unas personas inferiores a otras solo por su género. Nadie mata a su pareja por un arrebato: al acuchillamiento y al tiroteo le preceden humillaciones, amenazas y agresiones. Verbales y/o físicas. Y muchos agresores saben que la forma de hacer daño a su víctima muchas veces va más allá de su propia persona y están dispuestos a herir lo que ella más quiere: sus hijas e hijos, su padre, su madre, su perro o su gata.

“En episodios de violencia machista –indica la doctora Núria Querol, de Observatorio de Violencia Hacia los Animales (OVHA)– es habitual que el maltratador haga daño a los animales para causar más dolor a la perjudicada”. Hay documentados malos tratos en los que el agresor ha dañado, dejado sin comer, agredido sexualmente o ahogado con sus propias manos a los animales con los que convive la familia. Muchas veces delante de la propia mujer o de sus hijos, para hacerles sufrir más. Si bien el interés del animal y su sufrimiento no es relevante para las actuales leyes, al menos debiera serlo como indicativo para la prevención de la violencia machista.

“Desde los años 90 empezamos a recoger estadísticas relativas al maltrato a los animales en mujeres víctimas de violencia machista. En Estados Unidos, las cifras arrojan una correlación con el maltrato a animales de entre el 71 y el 86% de los casos. En España, en una muestra de 54 mujeres, obtuvimos que el 94% de ellas reflejaba algún tipo de maltrato al animal por parte de su agresor”, explica esta médica, que además es consultora del FBI para este tipo de casos.

No es una realidad que pasen por alto los profesionales que tratan a las víctimas, pero muchas veces no encuentran mecanismos con los que paliar esta situación. “En nuestro trabajo diario es fundamental atender no sólo las necesidades básicas (de alojamiento, alimentación, económicas), sino también conocer, comprender y abordar las necesidades emocionales. Para muchas personas ese vínculo con un animal de otra especie es uno de los ejes fundamentales de su vida”, explica Patricia Ballester, técnica social en Zaragoza, quien añade que el problema está sobre la mesa desde hace mucho tiempo.

“Mujeres víctimas de violencia de género para las que sería necesario acceder a una casa de acogida y no lo hacen por no dejar a sus animales con su agresor; personas mayores que no pueden mantenerse en su domicilio y que retrasan la entrada a un centro residencial porque no pueden ir allí acompañadas de su animal; transeúntes a los que se les niega la entrada en un albergue por ir con su perro y que prefieren pasar la noche a la intemperie con temperaturas bajo cero antes que separarse de él; o personas con enfermedad mental que necesitan un internamiento hospitalario en periodos de crisis y se niegan a ingresar porque entonces nadie podrá cuidar de su gato”, enumera Ballester. Tiene claro cuál debería ser el papel de los Servicios Sociales en este asunto: “Ser capaces de comprender cuáles son las necesidades de estas personas y ponerlas en valor es fundamental para no fracasar en nuestra intervención”.

Una falta de medidas que aumenta el riesgo de mujeres

Además de las impresiones y los testimonios, hay datos sobre el efecto de la falta de alternativas en cuanto a violencia de género y los animales de familia. “Sabemos que hasta un 59% de las mujeres pueden retrasar o negarse a ir a un recurso de emergencia o una casa de acogida si no se admite a su animal de compañía. Debemos tener en cuenta que estas mujeres son las que hemos clasificado de alto riesgo y, no tomando en consideración su demanda o sus necesidades, las estamos poniendo en peligro, a ellas y a sus animales”, añade Querol. Ante esta emergencia social, se celebra cualquier paso adelante para acabar con la situación de estar entre la espada (de su agresor) y la pared (de la Administración).

Ese fue el caso de Zaragoza. “En diciembre del año pasado se firmó un convenio entre la Concejalía de Educación e Inclusión, de la cual depende el Servicio de Igualdad, y la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, habilitando once viviendas para mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos, en los que se admite la entrada de animales al ser consideradas alojamientos del parque de vivienda pública del Ayuntamiento. Todavía no es posible esta admisión en el resto de alojamientos alternativos para estas mujeres, pero es algo en lo que se está trabajando”, comenta una esperanzada Ballester. No es casualidad que esta técnica social se haya involucrado en el trabajo de VioPet, un proyecto del OVHA que acoge temporal o definitivamente a los animales domésticos víctimas de la violencia familiar, y que se esfuerza en que las Administraciones busquen soluciones.

También VioPet está detrás del logro de que en Arrecife se ponga en marcha un programa para que las víctimas puedan estar en pisos de acogida con sus animales de familia y que, en caso de no ser posible, se busque una solución con las protectoras de animales para hacerse cargo de ellos el tiempo que sea necesario. Una solución que, según la concejala de Servicios Sociales de la localidad canaria, Victoria Sande, afectará directamente y en positivo a la salud de la víctima. “En muchas ocasiones el animal se convierte en objeto de venganza o control sobre la pareja, hijos u otras personas del entorno familiar. La víctima retrasa su marcha del hogar por miedo a represalias con el animal”.

Los animales de familia también son víctimas de la violencia

Sant Cugat también es otro punto de interés. Allí, ERC y Movimiento de Izquierda han pedido a los Servicios Sociales que implementen un protocolo de actuación en los casos de violencia machista en los que haya animales implicados. Esto pasa por que el Ayuntamiento ponga en marcha en el menor tiempo posible las medidas necesarias para que perros y gatos puedan entrar en los hogares de acogida pensados para mujeres víctimas de malos tratos. “En los últimos años se ha dado más visibilidad a estas situaciones y creo que desde la Administración vamos comprendiendo que es necesaria una escucha activa, mayor flexibilidad y amplitud de miras, aunque el camino sea largo. Tenemos que modificar nuestra forma de dar respuesta a unas necesidades que van cambiando, al igual que deben cambiar las respuestas si queremos ser efectivos”, reflexiona Ballester.

Pero la reparación de estas familias va mucho más allá de poder huir juntos. Según VioPet, mantener unido el núcleo del hogar –madre, hijos, animales– ayuda a la superación del periodo de violencia. “Un niño me confesó que el único momento en que se sentía seguro era cuando el perro iba a su cama y dormía abrazado a él”, recuerda la doctora Querol. Muchos y fundamentales motivos para reconsiderar quién es nuestra familia en una situación de peligro.

Artículo original en El Caballo de Nietzsche.

Ambulancias de Lorca: Proyecto AMAR

Ambulancias de Lorca: Proyecto AMAR

 

 

 

AMBULANCIAS DE LORCA ofrece un servicio pionero en España, de carácter gratuito e innovador, que da respuesta a una demanda social, actuando de forma eficaz para evitar un sufrimiento innecesario a los animales y a las personas. El servicio consiste en la recogida ética de mascotas que se encuentren en situación de desamparo, bien porque la familia (que viaje con su mascota) sufra un accidente de tráfico resultando estos lesionados y/o limitados temporalmente para hacerse cargo de su animal o bien, porque la persona viva sola y deba ser trasladada al hospital o se encuentre incapacitada temporalmente para el cuidado de su mascota.
Este servicio tiene una finalidad social y se aplicaría en el contexto geográfico de los municipios de
Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Totana y Aledo (Área III de Salud de la Región de Murcia) ofreciendo
una respuesta necesaria, tanto para los vecinos y/o turistas de estos municipios como para sus
animales.
El servicio se realizará durante el tiempo que sea preciso, hasta que las familias responsables del
cuidado del animal puedan volver a hacerse cargo del mismo. En el supuesto en el que, lamentablemente,
fallezca el propietario del animal y no existiese ningún familiar que pudiese hacerse cargo del
animal, se iniciaría el protocolo de adopción del mimso, bajo el apoyo y supervisión de la protectora de
animales LORCA ANIMAL RESCUE.
Ambulancias de Lorca se ofrece a recoger al animal en el lugar de los hechos, con un transporte
sanitario adecuado y adaptado para la seguridad de las mascotas durante el trayecto. Además, tiene un
equipo de profesionales que con carácter voluntario colaboran con este servicio y están sensibilizados
y concienciados en el respeto hacia la vida de los animales y sus derechos, como
seres sintientes que son.
Este innovador servicio cuenta con el apoyo de una red multidisciplinar de colaboradores que velarán
en todo el momento por el bienestar del animal, destacando a la adiestradora en positivo,
Antoinette N. Van Toorenenbergen, la residencia ANIMAL HOTEL, los veterinarios de LA
CLÍNICA LA SEDA, CENTRO VETERINARIO EUROPA la protectora de animales LORCA ANIMAL RESCUE, el despacho de abogados DEANIMALS especializado en derecho animal, El Observatorio de Violencia Hacia los Animales y el Programa VioPet.
Igualmente se ofrece la gestión solidaria de cuidar de ese animal de forma adecuada y en instalaciones
concertadas, hasta que el propietario o la familia puedan hacerse cargo. Diariamente mediante mensajería
SMS se les informará del estado de su mascota, aportándoles así la tranquilidad de saber cómo se encuentra en cada momento.

 

 

Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

FAADA Estreno el 7 de abril de EMPATÍA, el primer documental de habla y producción española sobre el respeto a los animales.

DOSSIER EMPATÍA


EMPATÍA es una historia sobre el respeto animal contada por un escéptico, apta para todos los públicos

El documental EMPATÍA trata multitud de aspectos sobre el respeto animal que afectan a los hábitos de nuestra vida cotidiana. Su tráiler, lanzado únicamente en redes sociales, ya ha alcanzado más de medio millón de visualizaciones: un éxito que parece será extensible al estreno de la película en cines el 7 de abril. Este documental, además de ser el primero de habla y producción española sobre temas relacionados con el respeto a los animales, es de los pocos aptos para todos los públicos por el tono amable, ágil y con ciertos toques de humor con el que se tratan temas en ocasiones delicados, que tienen una gran repercusión en diversos ámbitos de la sociedad.Para contar esta historia con una aproximación distinta y libre de imágenes cruentas que permitieran convertir el mensaje en un asunto de interés para todos, Ed Antoja, productor, guionista y director de EMPATÍA, decidió situarse en el centro de la película y compartir su particular relación con el mundo animal, que no deja de ser parecida a la que cualquier ciudadano de a pie puede tener: “Totalmente ajeno y escéptico en relación al mundo de la protección de los animales, me di cuenta de que para llevar a cabo el proyecto antes debía intentar convencerme a mí mismo. Esa era la mejor línea argumental que podíamos seguir”, explica Ed.

A diferencia del resto de documentales donde se recogen los argumentos de sectores que ya tienen una cierta conciencia proteccionista de los animales, EMPATÍA tiene como objetivo convertirse en una obra entretenida para todo tipo de público al ofrecer, desde un punto de vista neutral, información sobre temas desconocidos para la mayoría de las personas.

Una realidad dura pero que hay que conocer. Y, gracias a la sensibilidad, al humor -y la ligereza en ciertas ocasiones- con la que EMPATÍA se aproxima a la materia, esta realidad se convierte en asunto de todos. Por su parte, Ed Antoja asegura que el documental es una apuesta seria para cambiar de vida. Podremos comprobarlo a partir del 7 de abril, con el estreno en cines de toda España.

Nuria Querol i Viñas es especialista en el Estudio de la Violencia hacia humanos y otros animales y una de las participantes de EMPATÍA. Participan grandes expertos como el Dr Peter Singer, el Dr Mark Bekoff, el Dr Steven Wise o el Juez Grande-Marlaska.

Documental EMPATIA | Trailer oficial
www.documentalempatia.com

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) – El Congreso de los Diputados ha apoyado por unanimidad una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil donde se defina a los animales como “seres vivos dotados de sensibilidad”.

El Congreso apoya cambiar el Código Civil para que los animales se consideren seres sensibles y no cosas

Además, el texto llama a prever las reformas legales necesarias para que los animales de compañía “no pueden ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial”. La iniciativa votada ha sido, finalmente, un texto transaccional a una propuesta inicial presentada por Ciudadanos que busca “mejorar la vida y el trato de las mascotas” para que éstas dejen de ser tratadas como bienes muebles, un hecho que a juicio del portavoz de la formación naranja en esta materia, Guillermo Díaz, “es inadmisible”.  El diputado ha señalado que esta reivindicación la sostienen millones de personas y ha recordado las más de 240.000 firmas recogidas por el Observatorio de Justicia y Defensa Animal, presentadas hace unas semanas en el Congreso. PODEMOS APUESTA POR UNA LEY DE BIENESTAR ANIMAL Del mismo modo, Díaz ha reconocido que este es un primer paso de cara a otros debates que, a su juicio, también son necesarios para el futuro de los animales, como la creación de una ley marco que indique las bases sobre las que han de legislar los gobiernos autonómicos en materia de bienestar animal. Precisamente, desde Unidos Podemos, la portavoz en esta materia, Sara Carreño, ha propuesto durante el debate que la proposición incluya el desarrollo de una ley de bienestar animal, algo que finalmente no ha ocurrido. Carreño ha abogado por la norma de cara a la unificación de la ley en todo el territorio. A su juicio existen “muchas ordenanzas municipales y leyes autonómicas” que llevan a una diferenciación en el trato animal según la región. Así, ha señalado a Madrid y Barcelona como la vanguardia en este temas, ya que no permiten el sacrificio animal, mientras en Castilla-La Mancha se “puede disparar a un perro que está en el campo”.

EL PSOE CREE QUE UNA NUEVA LEY ES “OTRO DEBATE” Precisamente, la complejidad que existe en materia de competencias es lo que ha llevado a la portavoz del PSOE, Dolores Galovart, ha criticar la propuesta de la formación morada. “Eso requiere otro debate porque implica problemas competenciales de calado y una reflexión más seria. Esto no es una carta a los reyes magos”, ha declarado la diputada. Finalmente, el portavoz del PP, Avelino de Barrionuevo, ha agradecido a Díaz por haber esta propuesta a la Cámara Baja y han recordado que, para una gran parte de la sociedad, las mascotas son como un hijo más. “Y si a un hijo no lo embargan, por qué sí a una mascota”, ha concluido.

INFORMACION DE LA WEB  DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

 

 

Visto bueno a la #PnL sobre la modificación el régimen jurídico de los animales de compañía 📄 bit.ly/2kQ59fy #AnimalesNoSonCosas 

El Congreso solicita modificar el régimen jurídico de los animales de compañía en el Código Civil

date 14/02/2017

El Congreso de los Diputados ha aprobado con 342 votos a favor la proposición no de ley sobre la modificación del régimen jurídico de los animales de compañía en el Código Civil, impulsada por el Grupo Parlamentario Ciudadanos y acordada con los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, Esquerra Republicana, Vasco y Mixto.
El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a “promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil distinta a las ya previstas, referida a los animales, donde se les defina como seres vivos dotados de sensibilidad” y a  “prever las reformas legales necesarias para que los animales de compañía no pueden ser objeto de embargo en ningún procedimiento judicial”.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This