Select Page

La Asociación Nacional de Sheriffs ha lanzado hoy, en la Conferencia Nacional de fiscales, el white paper “Animal Cruelty as a Gateway Crime” (La crueldad hacia los animales como puerta a otros crímenes”, así como la app complementaria. Estos recursos se han creado gracias a la colaboración del Department of Justice’s Office of Community Oriented Policing Services (COPS Office).

 

“Esta publicación discute el hecho de que los delitos de maltrato hacia los animales a menudo son precursores de los delitos violentos contra  personas. Describe las formas en que las fuerzas y cuerpos de seguridad, deben ser conscientes del delito de maltrato animal y estar atentos a posibles indicadores de comisión inminente de otros delitos  y puedan ayudar a anticipar y prevenir dichos delitos antes de que se cometan”- afirma el director de COPS, Phil Keith.

“Nuestras investigaciones han demostrado que si alguien está dañando a un animal, existe la posibilidad de que también esté lastimando o lastime a un ser humano. Si podemos detectar patrones de maltrato animal, lo más probable es que algo más esté sucediendo.”- explica John Thompson, Director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Sheriffs.

OBJETIVO: Desarrollar la capacidad de las fuerzas y cuerpos de seguridad para reconocer que los delitos de maltrato hacia los animales pueden servir como precursores de otros delitos violentos, como concurrencia de delitos o como delito interrelacionado con otros delitos.

Para lograr el resultado principal del proyecto, la Asociación Nacional de Sheriffs (NSA, por sus siglas en inglés) facilitó una serie de reuniones durante su Conferencia de invierno 2015 en Washington, DC, entre fuerzas y cuerpos de seguridad, fiscales, jueces y expertos en bienestar animal para abordar la viabilidad y los problemas involucrados. con el establecimiento de un proceso para crear una mayor conciencia de los peligros de la violencia hacia los animales y su papel como indicador de otras conductas delictivas.

 

El NSA Animal Cruelty Advisory Group, del cual es miembro la Dra. Núria Querol, está compuesto por personas que representan a los grupos de defensa de los animales más prestigiosos de EEUU y por expertos en violencia hacia los animales. El mensaje principal expresado por el grupo incluye los siguientes componentes básicos:

  • La violencia hacia los animales es, a menudo, un precursor serio de otros delitos como agresiones, violencia doméstica u homicidios.
  • La violencia hacia los animales es, a menudo, una ventana al hogar, y teniendo esto en consideración, se podrían prevenir otros delitos.
  • Existe una falta de comunicación entre las protectoras de animales y las fuerzas y cuerpos de seguridad.
  • Existe una brecha de conciencia y educación entre las protectoras de animales y las fuerzas y cuerpos de seguridad.
  • La ciudadanía se preocupa por el maltrato hacia los animales y con frecuencia expresa esta preocupación ante los funcionarios electos y personas relevantes de la comunidad a través de las redes sociales.

El grupo también también concluye que debería aumentar la conciencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad sobre los delitos contra los animales , y al mismo tiempo, deberían mejorar los procesos de denuncia,  investigación y el enjuiciamiento de los delitos de maltrato animal por parte de los primeros respondientes, investigadores y fiscales.

Además de la capacitación, es necesario que haya un cambio de actitud cultural entre los agentes y departamentos de policía, prestando la misma atención y prioridad a los delitos contra los animales que a los delitos contra las personas y la propiedad.

Para cumplir con los objetivos del proyecto  y fomentar el establecimiento de una relación de colaboración entre policías, fiscales,  jueces y defensores del bienestar animal, la NSA y su organización asociada, la Coalición Nacional sobre la Violencia contra los Animales (NCOVAA) han desarrollado los siguientes recursos educativos e informativos para los agentes de policía:

Una aplicación gratuita para smartphones ( Android y iOS ) a la que  pueden acceder los agentes de policía cuando realizan un servicio y que pueden ser útiles para determinar si los delitos de maltrato animal pueden ser precursores o coexistir con otros tipos de comportamiento criminal o delitos.

   

El proyecto Animal Cruelty as a Gateway Crime aborda conceptos de community policing ya que relaciona la identificación de indicadores de maltrato animal con otras actividades delictivas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This